06 dic, 2016

Consecuencias de tomar el sol sin protección y cómo prevenirlo.

Publicado Por: Xtrared Xtrared En: Actualidad Comentario: 0 Golpear: 85

Con frecuencia ir de vacaciones supone exponerse al sol por primera vez tras un largo periodo sin hacerlo. Es importante dedicarle más atención a su piel antes de hacerlo y asegurarse de que su piel está lista para ese cambio tan drástico.

Los rayos UV están presentes en el aire e inciden sobre la piel aunque estemos caminando o esperando el autobús. La única diferencia es la superficie sobre la que se está parado o caminando, ya que la arena, el mar, el río y la nieve son más refractantes de los rayos y aumentan su incidencia.

Un exceso de exposición al sol sin la protección adecuada daña la piel y los ojos, y puede llegar a provocar envejecimiento prematuro y manchas. Otro dato que deja a las claras los efectos negativos que puede tener en nuestro cuerpo es que el riesgo de aparición de cáncer y cataratas en personas adultas es directamente proporcional al número e intensidad de las exposiciones al sol durante los primeros años de vida. El daño que provoca el sol es acumulativo y comienza el primer día que la persona se expone a las radiaciones sin la correspondiente protección (niñez). La piel tiene “memoria”, expresión aplicada para comprender que los daños que se van generando a nivel celular en las distintas capas de la piel permanecen latentes y avanzan durante toda la vida.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir protector solar es lo que se conoce como fototipo. Es decir, la capacidad de la piel para asimilar las radiaciones solares y, en función de una serie de variables referentes al físico como lo son el tipo y la pigmentación de la piel, el color del cabello natural o la propensión a las quemaduras o al bronceado, se establecen unas tipologías que permiten conocer qué tipo de piel tenemos en relación con su reacción a la exposición solar.

Es muy importante saber  cuál es nuestro fototipo, así podremos elegir de manera adecuada qué factor de protección solar es el que necesitamos utilizar, así como las precauciones especiales que debemos guardar a la hora de tomar el sol, el tiempo máximo que debemos exponernos…

Existen seis fototipos de piel diferentes en función a las variables piel, pigmentación, pelo y sensibilidad cutánea al sol. A través del siguiente gráfico le exponemos las características de cada uno y el tipo de protección adecuada según esta clasificación:

 En www.fhffarmaciaonline.com le ofrecemos los consejos famacéuticos que necesites para proteger su piel del sol:

  • Aplique el protector solar al menos 20 minutos antes de exponerse al sol para permitir su máxima absorción y protección.
  • Aplique suficiente protector solar. Una cantidad insuficiente reduce el nivel de protección de manera significativa. Dedique más atención a las zonas más sensibles como orejas, nariz, hombros, escote y cuello.
  • Es recomendable volver a aplicarse protector solar pasadas dos horas. Hágalo con más frecuencia después de bañarse, sudar o secarse con la toalla.
  • Si toma alguna medicación, consulte a su médico o farmacéutico para exponerse al sol con seguridad. Algunos medicamentos pueden provocar que la piel sea más sensible a los rayos solares.
  • Proteja a los niños. Son especialmente vulnerables a los efectos de la radiación UV, ya que acostumbran a pasar más tiempo al aire libre que los adultos. Los padres deben poner especial atención en protegerlos del sol utilizando ropa adecuada, gorras, gafas de sol y protectores solares. Mantener a los bebés y a los niños más pequeños alejados de la luz solar directa.

Comentarios

Deje su comentario